Micropigmentación

La micropigmentación o dermopigmentación es la introducción de micropartículas de pigmento en la piel con el fin de decorar, embellecer o corregir.

Mediante esta técnica podemos crear cejas inexistentes, rellenar aquellas ralas, perfilar o redibujar unos labios, rellenar su mucosa, resaltar el borde de las pestañas (lash liner) o del ojo (eye liner), cubrir marcas en la piel o cicatrices, aréolas mamarias, redensificar el cuero cabelludo...

Si quiere ver algún ejemplo de micropigmentación, acceda a nuestras galerías y comprobará varios trabajos que hemos realizado.



Visagismo

Para que el trabajo de una micropigmentación resulte inmejorable, es imprescindible un gran conocimiento de las reglas de visagismo.

Una ceja bellamente diseñada puede no ser la idónea para cualquier rostro. Es necesario el estudio de todos los rasgos, así como la evaluación de su óvalo y relieves del mismo, para establecer una proporción y hallar la ARMONÍA que es en dónde reside la belleza de un rostro.

Color

Es un factor importantísimo y requiere una buena formación en colorimetría, puesto que la tonalidad adecuada nos viene indicada por factores como el color del cabello, de los ojos, el tono y subtono de la piel.